Paleontología

Un viaje en el tiempo de más de 1.000.000 de años

La Sierra de Quibas en La Cañada de la Leña, Abanilla, nos permite adentrarnos y conocer un poco mejor la historia del territorio murciano y la vida existente en la región murciana hace un millón de años. Imagina descubrir por accidente durante un tranquilo día de senderismo restos fósiles y óseos pertenecientes a la época del yacimiento ibérico más notable de toda la historia, el de Atapuerca. Un latigazo de emociones y dudas como las que debió experimentar aquel grupo de excursionistas cuando, a finales de 1994, se toparon en una cantera abandonada de la Sierra de Quibas con un conjunto de huesos y dientes fósiles no humanos.

Aunque aún no se han encontrado en este yacimiento restos que indiquen el paso del hombre por esta zona, sí que se ha podido avanzar en la reconstrucción del contexto ecológico y ambiental que existía hace un millón de años, tal y como explica Pedro Piñero, codirector del yacimiento junto a Jordi Agustí.

Desde huesos de leones y rinocerontes, pasando por macacos y tejones, son algunos de los restos encontrados en las excavaciones en este yacimiento de origen kárstico, que lo data de algo más de un millón de años de antigüedad.

La visita al yacimiento no es posible, a no ser que se visite en la jornada de puertas anual que los paleontólogos ofrecen cuando vienen a trabajar (normalmente en el mes de octubre).

Para conocer un poco más sobre este yacimiento, se puede visitar el Centro de Interpretación del Yacimiento Paleontológico de la Sierra de Quibas ubicado en la entrada del auditorio municipal de Abanilla, llama a la Oficina de Turismo y te facilitarán la visita: tel.: 968 684075; turismo@abanilla.es

Oficina de Turismo